Ir al contenido principal

Entradas

Nubes de lluvia, Bessie Head (Botsuana)

Paulina se mordió la lengua, demasiado tarde, mientras todas la miraban inocentemente. Era una trampa. Lo habían planeado. Todas tenían amantes fijos o maridos, mientras que Paulina Sebeso no tenía a nadie, así que se estaba fraguando una tradición en torno a ella. Algunos hombres habían dicho que era demasiado mandona. Más adelante lo dijeron todos, obviando el hecho de que ellos no eran más que sombras lánguidas y afeminadas de los hombres que temían a las mujeres. Las cosas habían ido bien mientras las mujeres habían fingido ser inferiores a estos especímenes débiles. Las mujeres llevaban tanto tiempo mintiéndose en su frustración sexual que no admitirían nunca la verdadera razón por la que Paulina las dominaba a todas: ella era el tipo de mujer que no puede mentir a los hombres. Seguían el liderazgo de Paulina porque era atrevida y diferente. Les habría decepcionado que Paulina encontrase a un hombre con el que se llevara bien. Estaban decididas a mantenerla atrapada en una frustr…
Entradas recientes

La caida de los pájaros, Karen Chazek (México)

Es el miedo, pequeña. Es por miedo que nadie quiere concebir la idea de que los niños hayan despertado. Temen a los tornados, que éstos arrasen con su nueva vida, ahora que han vuelto a sentirse unos jóvenes sin otra responsabilidad que de la ver por sí mismos. ¿Cómo volver a ser los padres de antes? Nadie quiere arriesgarse a cometer de nuevo errores que terminen en rabietas o lágrimas. Nadie quiere perder sus nuevos provilegios, Nadie quiere envejecer en una ciudad que funciona de maravilla y está diseñada para vivir en un estado de juventud eterna. El verdadero Diabólico vive aquí en la Tierra, disfrazado de gobierno e instituciones religiosas abocadas a redimir a sus creyentes de cualquier falta. La redención es una condena disfrazada, es la píldora milagrosa que hace fácil auto-convencerse de que todos y cada uno de ustedes siguen ocupando las mismas camas individuales del Hospital Amistad, que les fueron asignadas el día de su ingreso.
FICHA TÉCNICA
Título: La caida de los pájaros

La guerra de las salamandras, Karel Čapek (República Checa)

Al aumentar las ganancias por la explotación de las salamandras surgió también el comercio pirata; el Sindicato de las Salamandras no pudo controlar y administrar todas las líneas por las que el difunto capitán Van Toch había transportado salamandras,, especialmente las que dejó en las islas de Micronesia, Melanesia y Polinesia, así que muchas islas en las que vivían quedaron abandonadas. Como resultado de esto se estableció, junto con la cría racional de salamandras, la caza de las salvajes, que recordaba en muchos aspectos a las antiguas expediciones de focas. En cierto modo, esta caza era ilegal, pero como no existía ninguna ley para la protección de las salamandras salvajes, sólo se permitía perseguir a los piratas por intromisión en las aguas territoriales de este o aquel país.

FICHA TÉCNICA
Título: La guerra de las salamandras Título original: Válka s Mioky Género: Ciencia Ficción 1ª edición en checo: 1936 Edición en español: 2018 Editorial: Libros del Zorro Rojo ISBN: 978-84-947734-1-…

El río que nos separa, Ngũgĩ wa Thiong'o (Kenia)

Waiyaki pensó que ya era hora de marcharse. La arboleda sagrada no había arrojado luz sobre el camino que debía seguir. No sabía muy bien adónde se dirigía ni qué era lo que realmente quería decirle a su pueblo. Seguía a ciegas. Se acordó de Nyambura y se preguntó cómo se sentiría estando en la choza de él. Por un instante fue presa del terror y se odió a sí mismo por haber abandonado la choza. ¿Y si venían y se la llevaban a la fuerza? ¿Y si Joshua lo había denunciado en el puesto gubernamental? Volvió a preguntarse si no sería mejor huir y, mientras descendía la pendiente, fijó la vista en la lejanía. Se le presentó una visión repleta de posibilidades y oportunidades en aquel lugar, lejos de las colinas. Quizá algún día se marchase allí. Quizá algún día uniese fuerzas con los hombres de Muranga, Kiambu y Nyeri y juntos, con una sola voz, le dijeran al hombre blanco: «¡Márchate!». Y Waiyaki supo de pronto lo que las cordilleras querían. Sintió, de pronto y con mayor certidumbre que n…

La gran concubina de Egipto, Albert Salvadó (Andorra)

Penehassy, el hombre que había nacido en Aniba, en la lejana región de la parte más alta del Nilo, en Nubia, y que había llegado a Tanis tras servir en el ejército del faraón, tenía la piel morena, muy oscura, y exhibía una eterna y amplia sonrisa que siempre llegaba acompañada de un torrente de palabras. Todo el mundo decía que era capaz de hablar y hablar durante horas enteras sin callar ni un instante y sin que su conversación fuese aburrida, porque adornaba las explicaciones con multitud de anécdotas y de detalles llenos de colores y tenía una voz agradable y dulce capaz de enamorar o de adormecer, según le conviniese.
FICHA TÉCNICA
Título: La gran concubina de Egipto
Género: Novela histórica
Edición: 2012
Editorial: Premsa andorrana
ISBN: 978-999-2019-25-2
Nº de páginas: 346
Formato: Rústica
Otros: IX Premio Néstor Luján de Novela Histórica (2005)
Sinopsis:En el año 1100 antes de Jesucristo gobierna el faraón Ramsés XI, los caminos no son seguros, los comerciantes están asustados, las nac…